Encuadre

La deriva de la economía desde la producción de bienes o prestación de servicios hacia la especulación financiera y la concentración de la riqueza en cada vez menos manos, mientras la misma se multiplica exponencialmente gracias a la tecnología (fenómenos producidos en las últimas décadas), nos hacen ver la urgencia de la puesta en marcha de una nueva economía que satisfaga las necesidades de todos los seres humanos, sin distinción, y que vele por el bienestar de todas las personas, por encima del beneficio de unos pocos.

En los últimos tiempos, nuevas tendencias económicas han aparecido, e incluso algunas ya se están aplicando, aunque a un nivel todavía local. La “Economía del Bien Común”, la “Economía Basada en Recursos”, la Renta Básica Universal e Incondicional, la “FairCoop” y otras corrientes,  inciden todas ellas en la necesidad de una economía más justa y solidaria, que reduzca las desigualdades y ponga al ser humano como valor central.